Cocina con nuestro huerto

Desde nuestros comienzos hemos concebido nuestra casa como un lugar donde los sentidos se enaltecen, es por esto que quisimos crear una huerta de vegetales orgánicos para deleitar el sentido del gusto de nuestros visitantes en esta experiencia culinaria.

Aunque cocinar es un acto diario, las rutinas del día a día nos alejan de sus virtudes. En La Lorenza creamos esta experiencia para conectarnos de nuevo con el arte culinario de una forma consciente. Cocinar es considerado por muchos como un ritual terapéutico y de conexión que nos puede aportar beneficios físicos y emocionales.



Cocinar aumenta la autoestima y alivia el estrés, nos hace sentir mejores con nosotros mismos, une a la familia, nos conecta con nuestras parejas y aumenta nuestra creatividad y bienestar.

Esta experiencia es además una oportunidad para practicar la alimentación consciente, pues nos permite darnos cuenta de nuestra sabiduría interna a la hora de aliementarnos. Para cocinar utilizamos todos nuestros sentidos y al estar conectados con nuestro cuerpo, aprendemos a darle lo que necesita.

Los vegetales orgánicos, además de ser más ricos en sabor, tienen mayor cantidad de nutrientes, pues son productos libres de conservantes que fortalecen el sistema inmunológico. Así mismo, al estar libres de herbicidas, pesticidas, hormonas y fertilizantes. Previenen algunos tipos de cánceres, pues las verduras orgánicas estimulan la producción de radicales libres que contra restan los efectos de las células malignas en nuestros cuerpos.

A través de deliciosas recetas como tacos, paella, lasaña de carne (mixta y vegetariana), verduras a la parrilla y asados, quien visite La Lorenza podrá saborear nuestras delicias a manos de Naty, nuestra anfitriona y cocinera, que tras muchos años de experiencia en restaurantes ha dominado el arte de la cocina casera y llena de sabor.

Por supuesto nuestros invitados podrán cocinar de la mano de Naty y, a través del arte culinario, relajar la mente y despertar los sentidos.