Además de aliviar la tensión y fomentar la calma, la lavanda es utilizada para diversos fines, con excelentes resultados:

 

  • Alivia el dolor del cuerpo y del alma.

  • Facilita el sueño profundo.

  • Reduce la ansiedad, desvanece migrañas, lumbalgia y el cansancio emocional.

  • Mejora la circulación y ayuda a curar la artritis.

  • Ayuda a curar problemas respiratorios y a regular el ritmo cardíaco.

  • Incrementa la capacidad cognitiva.

  • Ayuda a restaurar el equilibrio hormonal.

  • Reduce el riesgo de infecciones urinarias.

  • Mejora la digestión (desintoxicante).

  • Refuerza el sistema inmune.

 

Puede usarse para mejorar daños en la cara y heridas:

 

  • Desinfecta la piel y el cuero cabelludo.

  • Repele insectos y puede usarse para tratar la inflamación causada por sus picaduras.

  • Es un antiséptico natural por lo que se usa también para detener el sangrado y para tratar condiciones como el acné.                                                                                                                                                

Precauciones: Embarazadas y madres que estén lactando debieran evitar el aceite de lavanda, al igual que diabéticos. Puede provocar alergia en personas con piel sensible. 

  • LA LORENZA
  • LA LORENZA
  • LA LORENZA

¡Gracias! Mensaje enviado.